domingo, 17 de febrero de 2013

POR FIN PODEMOS VISITAR MADAEN SALEH

Arabia Saudí ha abierto al turismo el yacimiento arqueológico de Madaen Saleh, declarado Patrimonio de la Humanidad en 2008. Este enclave es comparable a la ciudad de Petra, en Jordania.


Localizada en el extremo noroeste del reino saudí, no lejos de la ciudad de Tabuk, se construyó hace 5.000 años. Con una superficie aproximada de unos quince kilómetros cuadrados, contiene alrededor de 138 tumbas, viviendas y mausoleos esculpidos en la roca de la montaña. 
La zona fue habitada por la tribu de los tamudeos, posteriormente por asirios, nabateos (autores de las principales construcciones y que tenían su capital en la cercana Petra) y romanos.




Durante los últimos cinco años, las autoridades arqueológicas saudíes intentaron convencer a los dignatarios religiosos de que aceptaran la apertura de este lugar al turismo.
Desde ese mismo lugar, los ulemas invitaron a conocer los lugares arqueológicos del área "para aprender la experiencia de lo que sufrieron antiguos pueblos y estudiar la historia". Pese a ello, otros clérigos consideraron que esos recorridos no están permitidos por el islam.
El vicepresidente de la Organización General de Turismo y Arqueología, Ali al Gaban, predijo que la vecina zona de Al Ulaa experimentará un fuerte progreso económico en un futuro próximo, con la creación de empleos y la apertura de hoteles.