martes, 31 de julio de 2012

ARQUEOROBOT

La necesidad de estudiar con detalle el estado de conservación de la Cloaca Máxima de Roma, situada bajo el Foro romano, ha llevado a las autoridades romanas a utilizar nuevas tecnologías como el arqueorobot. La idea es comprobar una serie de datos técnicos como son la humedad, la temperatura...
El archeorobot es un robot medio anfibio diseñado exclusivamente para llevar a cabo una documentación exhaustiva de la Cloaca Massima del Foro Romano. Sus dimensiones (40×30x23 cm) son ideales para explorar los conductos secundarios del sistema de alcantarillado, de difícil acceso para las persona.
Está equipado con sensores que permiten tomar referencias del relieve de los conductos, la pendiente y el nivel de agua, así como la temperatura, la humedad y la presencia de gas. Una camera HD permite además registrar mediante fotografía y video, los materiales y los detalles constructivos.El robot está dirigido desde una cabina de control, donde se recopilan y se procesan los datos mediante un software propio.
La información obtenida por el archeorobot se suma a la del escáner láser 3D, con el objetivo de conseguir por primera vez, una documentación digital con valor científico-técnico de la Cloaca Massima.