lunes, 18 de junio de 2012

LA CRISIS GRIEGA

Llevamos mucho tiempo oyendo hablar de la crisis griega, que comenzó en el año 2007, y cuya consecuencia más alarmante ha sido la emisión de gran cantidad de deuda pública para financiar el déficit público. El gobierno griego se ha visto obligado a pedir un préstamo a la Unión Europea, en lo que sería la primera petición de "rescate" ante la imposibilidad de sostener la deuda pública. Continuamente se menciona en la prensa la crisis económica, las penurias que está pasando la gente... pero nadie habla de la situación en la que se han quedado los museos, los yacimientos arqueológicos, los arqueólogos, restauradores, personal de museos... 
Para ejemplo un botón: el sueldo de un arqueólogo que trabaje para el estado ha sufrido un recorte salarial entre el 10 y el 40 por ciento, de 1550 a 550 Euros. 
Los recortes afectan al patrimonio cultural de una manera especial, no solo por la falta de presupuestos para que los museos y yacimientos arqueológicos sigan funcionando, sino que la falta de personal hace que muchos sitios arqueológicos, monumentos y museos no tenga la seguridad mínima exigida, circunstancia que están aprovechando grupos de clandestinos dedicados a expoliar no solo objetos arqueológicos también pinturas, esculturas, obras sacras ...
una sangría más para el pueblo heleno